jueves, diciembre 30, 2010

Un poco de cine para acabar el año: Batallas, discursos, romances y ficción bélica

A punto de finalizar el año queremos hacer un pequeño repaso a la oferta de cine histórico que nos deja 2010 y la perspectiva de algunos de los próximos estrenos. Después de la decepción de Lope, tan esperada, que no cumplió las expectativas, podemos destacar una nueva lista de filmes que si han dado la talla para la crítica y el público. Montajes espectaculares, guiones brillantes, y actuaciones sobresalientes. Historias que parten unas veces de anécdotas, batallas, procesos o períodos históricos, y otras, ficciones con base en hechos legendarios o en obras literarias que impresionan por sus excelentes ambientaciones históricas. Una oportunidad para disfrutar como cinéfilos y para reunir materiales didácticos.

Acantilado Rojo, de John Wo. Un estreno que llegó a nuestro país con dos años de retraso pero que por su espectacularidad nos recuerda a otros grandes títulos del cine chino y asiático en general. Épica, y visualmente brutal. Es una versión reducida, la original de cinco horas se estrenó en China en dos partes.



Pan Negro (Pa negre). Posguerra, hambre, traición, supervivencia y vergüenza, de estos conceptos parte del hilo conductor de esta película en la que el espectador es testigo a través de los hijos de un niño de la dureza del proceso de reconstrucción del país.




La Princesa de Montpensier, de B. Tavernier. Tuvo una templada acogida a su paso por Cannes, pero cuenta con un reparto excelente y una ambientación muy sobresaliente. Basada en la novela de Madame La Fayette (1662), narra una historia de amor, intereses, y celos en la Francia de finales del siglo XVI con la convulsa situación política de las tensiones religiosas y la sucesión al trono de los hijos de Catalina de Medici. Acaba de estrenarse en Francia y no sabemos cuando si tiene previsto estrenarse en cines en España.



El discurso del Rey. De los estrenos más esperados del año, ha recibido excelentes críticas, nos sumerge en el ambiente previo al estallido de la II Guerra Mundial y nos desvela un aspecto muy singular de un personaje poco conocido como fue Jorge V de Inglaterra. Candidata firme a los Globos de Oro, Collin Firth es uno de los nombres que más suenan para el Óscar.



El Almirante. Cinta rusa ambientada en 1917. Romance, deber y política en la Rusia de la llegada del comunismo y la caída de los zares. Llega con dos años de retraso a la cartelera pero con muy buenas críticas.




Bruc: el desafío. Ficción y aventuras tomando como pretexto la leyenda del tambor del Bruc. No es que sea una película didáctica al uso pero es bastante recomendable como entretenimiento.



Y lo próximo que ya está anunciado para 2011:


Camino a la libertad. Siberia, 1940. Un grupo de prisioneros huye del campo de concentración soviético en el que se encontraban retenidos. El trailer no tiene desperdicio y parece uno de los estrenos más esperados de este próximo año.



En marzo llegaron There be dragons y ¡Españoles! (Ispansi!. La primera dirigida por Roland Joffé (La Misión), parte de una investigación sobre la relación del padre de un periodista y el fundador del Opus Dei durante la Guerra Civil (¿entre la ficción y el biopic crítico, o ficción investigadora, o análisis histórico político partiendo de un punto biográfico? habrá que esperar).



La segunda, dirigida por Carlos Iglesias narra del exilio de 3000 niños republicanos a la URSS durante la Guerra Civil, que ya nos dejó un retrato de la España de los años 60 y el problema de la emigración a Suiza y Alemania con Un Franco, catorce pesetas. Parece que ninguna pasará desapercibida por la cartelera, pues se espera que ambas susciten bastante polémica.




Bel Ami (Adaptación de la novela homónima de Mauppassant) con Uma Thurman, Cristina Ricci y Robert Pattinson. Y siguen la adaptaciones y readaptaciones literarias al cine, sobre todo si hablamos de cine de época. Jane Eyre, la novela de Charlotte Bronte, esla escogida para dar el salto de los telefilmes a la gran pantalla al igual que ocurre con la nueva versión de la muy explotada novela de Dumas, los Tres mosqueteros, ahora en 3D. Ninguna de las tres tiene la fecha de estreno fijada por el momento.


lunes, diciembre 27, 2010

Felices Fiestas

Probando el Booq Avant XL . Segunda parte. Lectura de documentos

Aunque a priori hay quien pudiera pensar que la única diferencia con otros dispositivos es el tamaño de su pantalla (9"), hay que decir que la realidad va mucho más allá. El Booq avant XL no sólo tiene una pantalla más grande, permite hacer zoom en las páginas y su pantalla es táctil, y aunque estaba pensado para mejorar la lectura de comics y prensa, aplicado a nuestro campo permite trabajar de una forma más efectiva con documentación histórica.

En general, el manejo del aparato es bastante sencillo e intuitivo, con lo cual un principiante en el uso de este tipo herramientas tecnológicas se puede sentir cómodo en la toma de contacto, y ante cualquier duda el manual del usuario que bqreaders pone a nuestra disposición es bastante completo y claro.

Puede accederse a los archivos bien a través del menú principal que aparece tras el encendido:


O bien por medio de la opción de ver archivos en carpeta (gestor de ficheros).

El principal problema que hasta ahora se le presentaba al investigador con la digitalización de la documentación era encontrar el soporte adecuado para leer y trabajar con ella. La fatiga y los daños oculares que provocan las pantallas con retroiluminación suponían un obstáculo importante. La tinta electrónica elimina ese problema y nos permite leer. Las mejoras en la pantalla del Avant XL eliminan los brillos, lo que todavía hace más cómoda la lectura.

Además es táctil, pues se trata de una pantalla capacitativa Sipix, es decir se activa por medio de calor, reaccionando al contacto de los dedos. Ello nos permite tener un contacto más directo si cabe con el dispositivo y un acceso más inmediato a los archivos. Por ejemplo, además de las teclas del lateral derecho ofrece la posibilidad de pasar las páginas fácilmente pasando el dedo sobre la pantalla. El mismo gesto también nos permite movernos por una página ampliada. El intervalo entre las páginas depende del tamaño del archivo. A mayor tamaño, mayor tiempo de espera, aunque se trata de segundos.


Si a esto le añadimos la posibilidad de insertar notas por medio de su teclado en nuestros documentos, hablamos de un dispositivo a tener muy en cuenta en el ámbito de la investigación. el teclado virtual en un pricipio puede tener algunas dificultades de uso, por falta de costumbre principalmente, pero es bastante cómodo.

En el caso de que nuestros documentos con reconocimiento de texto la opción de búsqueda puede ser tremendamente útil, y podemos saltar de una página a otra tanto presionando sobre el número de página que aparece en la pantalla como utilizando la opción del menú interno al que accede pulsando la tecla: Este menú tiene varias opciones:

Ya hemos mencionado las notas, pero debemos destacar la posibilidad de insertar marcadores, pasar página, la presentación de las mismas o el índice interno, y si trabajamos con bibliografía anglosajona podemos utilizar, dentro de las opciones de este menún también, un útil diccionario inglés-español que funciona pulsando sobre la palabra que queremos traducir.

En este vídeo se puede ver una primera muestra de uso (disculpad la calidad de la imagen) :



miércoles, diciembre 22, 2010

Subsanando errores: Treinta años sin reconocer la autoría de un Velázquez


Desde 1973 el MET tenía apartado de su colección principal un retrato de Felipe IV pues según un informe la obra de Velázquez, que había entrado en 1911 en la institución, había sido realizad por uno de sus discípulos. Pues bien, milagros de la tecnología, y gracias al esfuerzo de destacados especialistas, el museo ha podido subsanar el error, volviendo a reconocer al maestro la autoría de la pieza y, tras una compleja restauración, volverá a estar de nuevo incluído en la exposición permanente.

La obra, fechada en 1624, se encuadra dentro de las obras del período comprendido entre 1623 y 1628, justo antes del primer viaje del pintor a Italia, y durante su rápido ascenso en la Corte. El retrato muestra a un joven rey e inicia la serie de retratos de Felipe IV realizados por Velázquez .

Ver la noticia ampliada en El País.

martes, diciembre 21, 2010

Investigando sobre recursos: Probando el Booq Avant XL


Desde hace unos meses nos hemos empeñado en manteneros informados todas las novedades interesantes que se produzcan en el campo tecnológico, siguiendo con especial atención los avances en el mundo de los lectores electrónicos. Pues bien, esta semana tenemos más información sobre uno de los dispositivos de los que hablábamos en nuestra última entrada sobre este tema: el Booq Avant XL, del que en su momento ya destacábamos la gran ventaja que para el investigador suponía su pantalla de 9 pulgadas. Pues, gracias a la gentileza de bqreaders hemos podido probar lo que este nuevo dispositivo ofrece a usuarios más especializados , es decir, lo que todo historiador puede esperar de este dispositivo.

A lo largo de los próximos días iremos comentando pormenorizadamente los resultados de nuestro análisis y elaboraremos un pequeño manual de usos específicos. Pero ya os podemos avanzar que la primera toma de contacto ha sido muy positiva.

Por el momento os dejamos las especificaciones técnicas.

  • Medidas y peso
    Tamaño: 228 mm (alto) x 168 mm (ancho) x 10 mm (grosor).
    Peso: 446 g. (batería incluida).
  • Batería
    Batería: Li-on 1530 mAh.
    Duración: 10000 páginas.
    Indicador luminoso (LED) de carga de batería.
    Programaahorro de batería.
    Aviso batería baja.
  • Memoria
    Memoria: 2 GB ampliable por medio de tarjeta Micro SD.
    Distribución de la memoria:
    400 MB para SO.

    1600 MB para almacenamiento.

  • Interfaz
    Idiomas: español, inglés, alemán, francés, ruso y chino.
  • Temperatura de funcionamiento
    Temperatura óptima: 0ºC ~40ºC
  • Conexiones
    Jack 3,5 mm para auriculares
    Ranura Micro SD
  • Pantalla
    Pantalla táctil capacitiva (AUO + SiPix).
    Tamaño: 9”.
    Resolución: 1024 x 768, 150 ppp, 16 niveles de grises.
  • Formatos compatibles
    Formatos de texto soportados: .pdf, .epub, .txt, .fb2, .html.
    Formatos de imagen: bmp, .jpeg, .png.
    Formato de audio: .mp3.
    Adobe mobile 9 y Adobe DRM.
  • Procesador
    Procesador: Samsung S3C2416 ARM9 400 MHz.
    Plataforma: Plataforma: Linux UI Engine QT V.
  • Conectividad
    WiFi 802.11 b/g
    Micro USB 2.0
  • Funciones del sistema
    Indicador de señal wifi
    Diccionario Inglés-Español
    Salvapantallas
    Modo suspensión
    Acelerómetro (sensor de movimiento)
    Idiomas disponibles: inglés, español, francés, alemán, chino tradicional y simplificado, japonés y coreano.

sábado, noviembre 27, 2010

Rescatando a Aby Warburg...


Cuando Abraham Moritz Warburg (Aby Warburg, 1866-1929) murió en 1929 tenía 63 años, pertenecía a una acaudalada familia judía, estudiante ávido realizó un periplo por varias universidades europeas para completar su estudios de Historia, Filosofía y Religión. Warburg y su Museo Mnemosyne han sido un referente para la Historia del Arte, aunque durante años habían sido olvidados, al menos en apariencia.

Su biografía, tocada por la locura y los conflictos en los que se vio envuelta Alemania en el primer tercio del siglo XX, y su estilo, refinado y difícil, le convirtieron entre sus contemporáneos en el "Grand Seigneur de los sabios". Hoy con la publicación y traducción de su obra, más de ochenta años después de su muerte su búsqueda de los orígenes y la esencia del arte y la cultura en sus formas. Y a pesar del olvido Warburg continuó presente en el debate historiográfico, aunque fuera de forma indirecta, también en la iconografía hay polémicas.


http://www.publico.es/culturas/348590/el-atlas-infinito-de-un-mundo-troceado

http://www.elpais.com/articulo/portada/Aby/Warburg/inventor/museo/virtual/elpepuculbab/20100501elpbabpor_25/Tes

viernes, noviembre 26, 2010

Polydore Roux. Pintor y naturalista


A veces, en los lugares más insospechados encontramos verdaderas joyas. Es el caso de los trabajos de Jean Floren Polydore Roux (1792-1833), pintor y naturalista francés que a pesar de su corta vida nos dejó alguna de las obras más bellas con que cuenta la literatura científica del siglo XIX.

Con tan sólo 27 años consigue exponer en el Salón de París, durante cinco años y obtiene la plaza de Conservador del Museo de Marsella. Debido a su profundo interés por la Historia Natural comienza a publicar sus obras, primero en 1820, Catalogue d’insectes de Provence; en 1828, Histoire naturelle des crustacés de la Méditerranée, y desde 1825 elabora su Ornithologie provençale, de la cual llegarán a publicarse los dos primeros tomos, y que quedó interrumpida por su viaje a Asia en la expedición del Barón Carl Alexander Anselm Freiherr von Hügel (1795-1870). La muerte le sorprendió en Bombai, donde falleció víctima de la peste a los 41 años.

Las litografías que ilustran sus trabajos son un increible ejercicio de precisión, que adquiere, en algunos casos, tintes casi fotográficos. El catálogo de animales que retrata se despliega ante nuestros ojos vívido y casi tangible. Los halcones de Polydore Roux parecen preparados para volar y nos observan expectantes...

También en la Ciencia hay arte.


jueves, noviembre 25, 2010

Nonnullus y Youtube

Como ya sabéis hemos hablado mucho de la utilidad de los vídeos para divulgar en Historia y de las posibilidades que Youtube nos ofrece. Pues bien, hemos dado un paso más para completar nuestra plataforma digital. Nonnullus ya tiene su propio canal en Youtube y poco a poco iremos añadiendo contenidos. Podéis encotrarlo como canal Nonnullusedita en el siguiente enlace:

IV Jornadas de Historia en Valencia de las Torres


Un año más el ayuntamiento de Valencia de las Torres (Badajoz) celebra las jornadas de Historia en Valencia de las Torres. Este año con el tema principal del Bicentenario de las Independencias Iberoamericanas. Tendrán lugar los días 11 y 12 de Diciembre de 2010 con un cartel de excepción. Os animamos a participar.

IV JORNADAS DE HISTORIA EN VALENCIA DE LAS TORRES
“Bicentenario de las Independencias Iberoamericanas y su reflejo en España”

Toda la información en:

martes, noviembre 23, 2010

Cien Años del nacimiento de Jaume Vicens Vives


Se cumple el primer centenario del nacimiento de uno de los grandes historiadores españoles, el profesor Jaume Vicens Vives (1910-1960), mucho se ha dicho ya en estos últimos días sobre esta gran hombre cuyas ideas aún están plenamente vigentes. Desde Nonnullus queremos contribuir a este homenaje recordando uno de sus textos. En el prólogo de su Aproximación a la Historia de España (1962/pp16-18.) decía:

"(...) Creemos fundamentalmente que la historia es la vida, en toda su compleja diversidad. No nos sentimos', por lo tanto, atados por ninguna prevención apriorística, ni de método, ni de especulación, ni de finalidad, Despreciamos el materialismo por unilateral, el positivismo por esquemático, el ideologismo por frívolo. Intentamos captar la realidad viva del pasado y, en primer lugar, los intereses y las pasiones del hombre común".

La experiencia de estos últimos años, comprobada en la producción historiográfica española y extranjera, nos induce a reafirmarnos en nuestro postulado. Pero para abarcar la vida es preciso definir un método apropiado. Ante la de un individuo, basta conocer lo principios fundamentales del nuevo sistema biográfico: el tiempo presente (la coyuntura) abismándose en el hombre y éste reaccionando frente al espacio y el ambiente generacional,según sus posibilidades psicológicas. Pero la dificultad se acrece cuando tratamos de medir el pasado del hombre común.


La vida colectiva no puede descifrarse si no recurrimos, como primer instrumento, al método estadístico. En la historia, la estadística no es la mera acumulación de cifras; es el arte de aplicar porcentajes y constantes, promedios y coeficientes. Sirve para definir claramente el número de veces que los hombres reinciden en los mismos actos, aunque sin implicar que estos mismos hombres condenen, quizá, las cosas que realizan. Sirve para establecer las zonas de mayor afluencia de sucesos. Sirve, sobre todo, para cifrar los intereses materiales y espirituales de la Humanidad. Y esto es lo que pesa en la Historia.No me duele, pues, repetir, que "es esencial para determinar valores, riquezas y mentalidades'' y que "sin recurrir a él, a través de minuciosos análisis de precios, salarios, inclinaciones políticas y tendencias culturales, es imposible comprender nada"

Nada, bien entendido. Imaginémonos que estuiamos un período, un reinado o un país. Es de escasísima importancia que nos fijemos en un aparatoso hecho militar o político. Dos derrotas sucesivas en los campos de batalla de este siglo no han mermado el peso de Alemania, en el concierto europeo. Por definición, ningún cuerpo institucional revela el rumbo de la historia: gloriosos nombres han amparado sucesivos momentos de esplendor u decadencia.

En cuanto a la medida ideológica, se puede incurrir en gravísimo error al afirmar que cinco, diez o veinte intelectuales, sea cual sea su talla mental, representan un reinado, una sociedad o una generación. Ni veinte en el siglo XVIII, ni mil en nuestra centuria. Toda clase intelectual sólo se representa a sí misma en cuanto a producción literaria (cuando un intelectual actúa en política o toma el tranvía el caso es distinto, pues se mide en función de su nueva actitud).En consecuencia, es preciso determinar los intereses que aquél sirve en su ocupación específica, los cuales son, en primer término, de tipo humano: intereses directos, vinculados al empleo y el cargo; intereses de los clanes de que forma parte presión material y moral de quienes depende; complejos psicológicos como rutina, miedo, ambición, envidia;intereses de tipo espiritual concreto, etc. Por tanto, al tratar de establecer una historia ideológica generacional no se puede incurrir en el defecto de generalizar y decir "Tal pensaba Zutano, tal pensaban todos". La Historia de la ideas es mucho más capilar, y para abarcarla es preciso extender la investigación e ir a la consulta de archivos neutrales, o sea aquellos que reflejen ingenuamente la "pluralidad mental" de nuestros antepasados. "

La profesión en pleno se viste de gala para conmemorar este centenario y recordar a un hombre que no no fue sólo un historiador, sino un maestro de historiadores. Para acabar varios enlaces, con una entrevista a Sir John Elliot en la que elogia la labor de Vicens Vives y el documental de la serie Imprescindibles, que sobre su figura emitió la 2. ¡Qué lo disfruten!



sábado, noviembre 13, 2010

¿Y ahora qué? Pompeya se derrumba...


Quería haber escrito este post ayer, pero al final me fue imposible. En la Red me encuentro con la tremenda y catastrófica noticia de que Pompeya, que ha permanecido casi dos mil años intacta se derrumba. Uno de los mayores vestigios de la civilización romana en todo su esplendor está en peligro de extinción. La crisis y los recortes presupuestarios tienen la culpa, pero la política cultural del gobierno italiano también.

Cuando hace ocho años tuve la oportunidad de visitar el recinto y no pude dejar de sorprenderme por lo que pude contemplar. La domus de los gladiadores, que ahora ha desaparecido, era una de la principales paradas. La lógica impondría ahora una investigación y un plan de actuación rápido para consolidar y proteger las estructuras que aún quedan en pie. Sin embargo, nadie puede descartar los nuevos derrumbes...
Una verdadera desgracia para la Cultura y la Historia universal.

La noticia más extensa en :

jueves, noviembre 11, 2010

Para la enseñanza de un príncipe: De Pluvinel

Durante el siglo XVI y gran parte del XVII, en el ámbito de la Europa política, tendrá gran importancia un género literario, como es el caso de los Espejos de Príncipes, que se venía publicando desde la Edad Media y que se convertían en compendios de lo excelso. No se trata sólo de las cualidades morales y de la preparación diplomática, también se pone gran atención al ejercicio y las habilidades militares, y es en este punto donde la equitación cobra su importancia. El príncipe es un caballero y deberá montar rocín de silla, digno de su posición. Los príncipes europes eran grandes jinetes, y entre sus maestros se contaban los principales personajes de estas cortes. Entre los muchos tratados específicos de equitación que se editan en estos momentos en el continente destaca la tan clebrada obra del maestro Pluvinel.

La lección de equitación del Príncipe Baltasar Carlos. Velázquez.
Londres, duque de Westminster.

Antoine De Pluvinel (1552-1620) está considerado el primero de los grandes maestros de equitación franceses. Su obra póstuma L'Instruction du Roy en l'Exercice de Monter a Cheval (1629), que alcanzó gran fama y difusión en Europa, estaba dedicada a su pupilo, el rey Luis XIII de Francia. Parte de este predicamente se debe al éxito de sus teoría sobre equitación que se basan en la psicología del animal.


La obra está escrita tanto en francés como en alemán y va ilustrada con profusión por medio de unos espléndidos grabados de Crispin van de Passe, que más allá de los ejercicios descritos, nos muestran la vida cortesana a través de escenas cotidianas.


domingo, noviembre 07, 2010

De cabezas y calabazas... Sátira, inquina y política

Retrato de un joven Manuel del Palacio y Simó

Cuando el periodista Manuel del Palacio (1831-1906) prologaba su obra Cabezas y calabazas (1864), le añadió el extenso subtítulo de "Retratos al vuelo de las notabilidades en política, en armas, en literatura, en artes, en toreo, y en los demás ramos del saber y la brutalidad humana, seguidos de varios cuadros de costumbres más o menos políticos y pintados al fresco por Manuel del Palacio y Luis Rivera", algo pretencioso quizás, pero muy descriptivo de lo que sus autores pretendán. Bien imaginaba, como buen polemista que ciertos retratos iban a hacer mella y a levantar ampollas entre los aludidos.

Ambos periodistas, Palacio y Rivera, acababan de fundar uno de los iconos del humor gráfico español, la mítica revista Gil Blas, de corte republicano, y se habían colocado de esta manera en el ojo del huracán periodístico del momento.

En la introducción caracterizan al libro como una obra de historia y de educación, pues ponía de manifiesto algunos aspectos que debían tenerse en cuenta y de los que podía aprenderse mucho. Un fragmento dice así:

"El libro que te ofrecemos,
público amigo y señor,
es un tratado de historia
y á la par de educación.
De historia, porque en su fondo
encontrarás mas de dos
dignas de ser estudiadas
á la clara luz del sol,
y que han de moverte á risa
ó agravar tu mal humor,
lo único á que aspiramos
mi amigo Rivera y yo.
De educación , porque el hombre
de talento más precoz,
tan solo al verlas en otro
vé sus faltas como son. "

De entra los muchos retratos que hacen a lo largo de las más de doscientas páginas que tiene esta obra, pocos son los políticos, artistas e intelectuales del momento que escapan con bien de este lance, y muy pocos los que no se mencionan en estos versos. Intereses velados, o no; rivalidades políticas y personales salen a la luz , todo ello hilado con un humor punzante, que no siempre se luce en una rima acertada, pero que por lo general, siguiendo la premisa de los epigramas cumple su función. Es una obra muy recomendable para empaparse del ambiente político y cultural previo a 1868, aunque algunas opiniones de Palacio y Rivera son discutibles, la popularidad de sus escritos es un dato a tener en cuenta.

Aquí van algunos de los más destacados:



Juan Bravo Murillo (1803-1873)

Su política no alabo,
pero nadie negará
que fué el ministro mas bravo
de cuantos visten el frá.
Dar quiso un golpe de gracia
al Estado en su fiereza;
alzó el brazo, y ¡oh desgracia!
se dio el golpe en la cabeza.



Emilio Castelar (1832-1899)
Es demócrata y moral,
pone al pueblo en movimiento
su elocuencia virginal,
baria un gran general ...
pero dentro de un convento.





Antonio Cánovas del Castillo
(1828-1897).
Con agua del Manzanares
escribió cierto programa;
pero ¡ay ! ¡qué pronto se borra
lo que se escribe con agua !




Práxedes Mateo Sagasta (1825-1903)
En el progreso se alista,
y La Iberia es su deidad;
adora á la libertad,
pero como progresista.




Juan Prim (1814-1870)

Gran corazón , buena espada,
pero espíritu agitado
que jamás se fija en nada;
hace mas que otro soldado
si le dan mayor soldada.



José Zorrilla (1817-1893)
Negra melena, pálido rostro,
él era un vate todo ideal;
ave agorera de viejas ruinas,
no hallando espacio donde volar,
harto de ruinas y harto de viejas
se fué á la Habana... sin su mitad.




Carolina Coronado (1820-1911)

Tierna, discreta, sensible,
yo te admiro, Carolina,
pero, ¡ay! me das mucha pena
cuando me hablas de política.




viernes, noviembre 05, 2010

Similitudes pictóricas. La intimidad del pintor...

Como en todo hay imágenes que nos evocan otras escenas, la pintura no es una excepción. A continuación tenemos cuatro estupendos ejemplos que nos transportan desde la intimidad del estudio del artista hasta las tertulias y la crítica social, que toma este escenario como punto de partida y encuentro.



El pintor en su estudio. Rembrandt. (1626-1628) Óleo sobre lienzo, 25,5 cm × 32 cm;Boston Museum of Art.


El Arte de la Pintura. J. Vermeer (1666). Óleo sobre lienzo, 120 × 100 cm; Museo de Historia del Arte de Viena .


Los poetas Contemporáneos o Lectura de José Zorrilla en el estudio del pintor. Antonio María Esquivel (1846). Óleo sobre lienzo. 144 x 217 cm.Museo del Prado.


El estudio del pintor (L'atelier du peintre). G. Coubert (1855). Óleo sobre tela, 361 x 598 cm ; Musee d'Orsay.

Nuevas propuestas en el horizonte: Papyre 6.2 y Booq Avant


Hace tiempo dijimos que os mantendríamos informados sobre las novedades tecnológicas, y para eso es esta pequeña nota informativa. Parece con la cercanía de las fechas navideñas en el universo e-book van a comenzar a dispararse las ofertas. De momento las que más me convencen son las de Papyre y Booq.

Tanto el nuevo Papyre 6.2 como el Booq Avant, Be Book Neo y el Booq Avant XL tiene una presentación similar y unas prestaciones bastante atractivas (conexión wifi, pantalla táctil, 16 escalas de grises). Los dos primeros con una pantalla de 6 pulgadas son una opción muy recomendable por su adecuado tamaño para la lectura, sin embargo, la propuesta del XL con sus 9 pulgadas es muy atractiva para el investigador. Las mejoras de los 16 niveles de grises que dan una mayor nitidez y la posibilidad de incorporar notas a nuestras lecturas es una de las cosas que más pueden decantar la balanza a la hora de decidirnos por uno de estos lectores. El Be Booq Neo incluye un stylus y sistema de reconocimiento de trazo, algo bastante llamativo.

Ya hemos hablado otras veces de los formatos, Papyre es sin duda el lector que más formatos lee, aunque a veces podemos prescindir de algunos de ellos. Se trata de estar informado para sacarle un mayor partido a la versatilidad del aparato.

Su principal problema el precio, para algunos excesivo pero menor que el de los primeros modelos. El Papyre 6.2 costará 269€, y los modelos Booq ya están a la venta, el Avanta en unos 199€ (lo que lo hace muy atractivo), el Be Book, unos 299 € y el XL entre 338 y 379 €.

jueves, noviembre 04, 2010

Reliquias de reyes, reliquias de santos... y revolucionarios


La curiosa noticia de la calabaza con la sangre de Luis XVI y el interés por el coleccionismo llevado hasta el extremo de la aristocracia ilustrada y decimonónica me recordó un interesante pasaje de una estupenda obra de Alejandro Dumas, padre, titulada Los Mil y un fantasmas (1849), en cuyo primer volumen se reproduce la siguiente escena:

"El señor Ledrú se fue directamente a su bufete y abrió un inmenso cajón en el cual había multitud de cajitas...

-Mirad, me dijo, he aquí para vos, el gran aficionado a la historia, algo más curioso todavía que el mapa de la Ternura esta colección de reliquias... no de santos, sino de reyes.

En efecto, cada cajita encerraba un hueso, cabellos o pelos de la barba. Había una rótula de Carlos IX, el pulgar de Francisco I, un fragmento del cráneo de Luis XIV, una costilla de Enrique II, una vértebra de Luis XV, pelos de la barba de Enrique IV, y cabellos de Luis XIII. Cada rey había proporcionado una muestra, y con todos aquellos huesos se hubiera podido recomponer un esqueleto que habría representado perfectamente, el de la monarquía francesa, a quien desde hace mucho tiempo faltan los huesos principales. Había además un diente de Abelardo y otro de Eloísa, dos blancos incisivos, que, en la época en que estaban cubiertos por trémulos y ardientes labios, se habían quizá encontrado reunidos en un beso.

¿De dónde provenía aquel osario? El señor Ledrú había presidido la exhumación de los reyes en San Dionisio, y tomó de cada tumba lo que mejor le pareció."

De todo lo que rodea a las reliquias de santos y al universo de la picaresca que las envuelve hemos oído hablar alguna vez. ¡Quién no recuerda, pues una vez que se ha escuchado este relato no se olvida, la procesión de cadáveres incorruptos o momificados, "cónclave familiar" de los Austria españoles, frente a Carlos II, que ya había tenido sus experiencias con otras muchas reliquias y cuerpos de santos (San Isidro y San Diego de Alcalá)!.

Así lo cuenta C. Fisas en su Historia de reyes y reinas rescatando las palabras de F. González-Doria en su libro Las reinas de España (1978) p. 250:

"En el monasterio de El Escorial, con motivo de inaugurarse los panteones de los reyes y de los infantes, se procede al traslado de los cadáveres allí depositados, que debía ser con templado por el rey Carlos II para que, a la vista de tales despojos humanos, se pudiese liberar de los demonios que lo poseían. "Este [el rey] contempla lo que en cada uno de los féretros queda de su primera esposa, de su padre Felipe IV, de sus abuelos Felipe III y doña Margarita; de sus bisabuelos Felipe II y doña Ana, y de sus tatarabuelos los reyes emperadores don Carlos y doña Isabel. De todos aquellos despojos, alguno momificado y en buen estado de conservación, como es el caso del emperador, los que más honda impresión causan en Carlos II son los de su amada esposa la reina María Luisa, consumida y desfigurada a los nueve años de haber fallecido. Y el pobre Carlos se pasó toda aquella noche gimiendo y diciendo a gritos: "¡María Luisa! ¡Mi reina!...""

Superstición macabra, pero el punto pintoresco del relato de Dumas no es otro que el de reducir la Historia de Francia a microfragmentos, muestras de un pasado glorioso que se difumina, lo que supone para el autor un paso más, aún siendo este relato una ficción, pues se trata de una justificación cientifista del hecho. Historicismo liberal puro y duro. Y hay quién se sorprende aún con estudios como los del ADN de los Medici, Cristóbal Colón o las búsquedas de los restos de Mozart, Cervantes, etc, y esta prospección científica todavía está justificada. Pero, ¿qué ocurre con los cazadores de reliquias?Es llamativo que la literatura decimonónica recoja episodios, aún ficticios, como éste, que la realidad nos demuestra que bien pudieron ser ciertos. Hay quien también puja por un pedazo de Historia. La sociedad se aferra a cierta Historia personalista que sacraliza a sus personajes y tiende a darles un cierto culto a través de sus "reliquias". Para muestra un botón, Napoleón y sus múltiples pedazos repartidos por el mundo, desde el prepucio hasta un fragmento del estómago. El "merchandising histórico" comenzó con la fiebre del romanticismo, igual que se crearon los mitos históricos de los nacionalismos...

miércoles, noviembre 03, 2010

Lo relativo de la memoria de las masas


No es la primera vez que en este espacio abordamos este tema, pero la reciente lectura del artículo de Enrique Moradiellos sobre el doctor Juan Negrín me ha servido como pretexto para reflexionar sobre las peculiaridades de la memoria colectiva.

La masa es ese ente irracional de voz unánime, cuyas pasiones se inflaman y se disipan por medio de la publicidad. Detrás de cada recuerdo colectivo hay un interés casi individual. No se trata de hablar de una teoría de la conspiración, ni mucho menos, pero es indudable que el olvido acecha, y los tópicos son la materia prima de esta memoria de masas que cada vez más tiende al maniqueismo y a la materialidad. La memoria de las masas es, por principio, demagógica. La masa por su ireflexión es una víctima más de la publicidad engañosa.

Si ya el recuerdo individual es frágil y manipulable, ¿qué no será el tópico?. La masa, ser visceral donde los haya, es una comunión que deshumaniza al individuo y lo convierte en una pieza más de un engranaje mayor. Pero no nos engañemos, verse envuelto en este proceso cuasi mecanicista no nos exime de participar de la vorágine.

Para el historiador la subjetividad es un obstáculo, asumido en cierto grado, y combatido hasta donde los límites de nuestro ser social nos permite. Acostumbrado a lidiar con estos estereotipos, que se encarnan en las leyendas negras que vox populi se perpetuan siglo tras siglo, a contestar con datos y hechos la eterna letanía de algunos de sus interlocutores que armados con una flasa verdad universal sentencian ex catedra, el investigador lucha por sacar a la luz aquellos aspectos que devulven la humanidad y la realidad al recuerdo para rescatarlo del olvido, aunque sea con cuentagotas. Es un continuo proceso de revisión, que no de revisionismo, pues los -ismos son extremos, y no es bueno dejarse llevar por las visiones parciales.

No existe una única causa para un efecto, a veces ni siquiera se da un proceso causa-efecto como el que definimos categóricamente, no hay opiniones únicas, ni perfectos. La infalibilidad se da de bruces con el porcentaje y el 0,001% de error. Escuchemos al sentido común y a la Historia.

Reflexionemos.

miércoles, octubre 20, 2010

XI Jornadas de Historia en Llerena 2010. Programa definitivo


Aquí les dejo el programa definitivo de las XI Jornadas de Historia en Llerena, que tendrá lugar esta semana, los días 22 y 23 de Octubre, para todos aquellos que se animen a asistir.
Muchas gracias.

EL ARTE EN TIEMPOS DE CAMBIO Y CRISIS

XI JORNADAS DE HISTORIA EN LLERENA

Llerena, 22 y 23 de octubre de 2010

PROGRAMACIÓN

VIERNES 22 DE OCTUBRE

16’30-17’15h: Recepción a los asistentes y retirada de la documentación

17’15h: Inauguración oficial de las Jornadas

17’30h: Primera ponencia: Crisis y desengaño en la pintura española del Barroco, por D. Enrique Valdivieso, catedrático del Historia del Arte de la Universidad de Sevilla

18’30h: Debate

18’45h. Descanso. Café

19’15h: Lectura de comunicaciones

19’15h: La Promoción de las artes en tiempos de crisis y cambios de mentalidad: Fábrica, iconografía y fundición de la Custodia de Oro de la Catedral de Sevilla, por D. José Gámez Martín

19’25h: La iconografía de San Pedro Pascual, el obispo olvidado en la diócesis de Baeza-Jaén y pintado por Zurbarán, por D. Pablo Jesús Lorite Cruz

19’35h: Carteles políticos en la transición española: una época de cambio, por D. Antonio Blanch Sánchez

19’45h: Crisis, desbarajuste y abandono en la política conservacionista en la Extremadura contemporánea. El caso de la Torre de Espantaperros (Badajoz), por D. Pablo Ortiz Romero

19’55h: Caballeros de cuantía de Llerena al término de la Edad Media, por D. Ángel Bernal Estévez

20’05h: Nunca fuimos héroes. A propósito de una percepción europea de las estelas extremeñas, por D. Ignacio Pavón Soldevila

20’15h: Debate

SÁBADO 23 DE OCTUBRE

10’30h: Segunda ponencia: Cambio y crisis en el uso de la imagen política durante del siglo XIX. Alegoría, historia y realidad en España, por D. Carlos Reyero, catedrático de Historia del Arte de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

11’30h: Debate

11’45h: Descanso. Café

12’15h: Lectura de comunicaciones

12’15h: Piezas marmóreas reaprovechadas romanas e hispanovisigodas en Hornachos (y II), por D. Antonio Calero Viñuela

12’25h: La respuesta extremeña a la política fiscal de Felipe II. El primer servicio de millones (1590), por D. Felipe Lorenzana de la Puente

12’35h: Supersticiones e Inquisición en Extremadura, por D. Fermín Mayorga Huertas

12’45h: “La Estrecha”. Un ferrocarril minero en la Campiña, por D. Alfonso Gutiérrez Barba

12’55h: La Caja Rural de Ahorros y Préstamos de Monesterio, por D. Antonio Manuel Barragán-Lancharro

13’05h: La última visita del General Juan Yagüe a Badajoz, por D. Moisés Domínguez Núñez

13’15h: Debate

14h: Comida oficial de las Jornadas: Lugar: Hotel Rural La Fábrica

16’45h: Visita guiada a la iglesia del convento de Santa Clara y al Hospital de San Juan de Dios (sede de la biblioteca municipal), recientemente restaurados. Explicaciones a cargo de Dª Inmaculada Garraín Vázquez y D. Francisco Mateos Ascacíbar. Lugar de reunión: Plaza de España, junto al Ayuntamiento.

18h: Tercera ponencia: Tres voces de la vanguardia extremeña: Isaías Díaz, Eugenio Frutos, Timoteo Pérez Rubio, por D. Juan Manual Bonet, escritor y crítico de Arte

19h: Debate

19’15h: Lectura de comunicaciones

19’15h: Arquitectura funeraria tardo-renacentista en Jerez de los Caballeros. La cripta de los Pacheco-Portocarrero en la iglesia de Santa María de la Encarnación, por D. Rogelio Segovia Sopo y D. Luis Barbosa Maya

19’25h: “Vestirse y desvestirse”. El traje de las gentes del común en el teatro y en la vida cotidiana en el Siglo de Oro, por Dª Esther González Solís

19’35h: Aproximación artística a la imagen de Extremadura en el siglo XX, por D. Julián Ruíz Banderas

19’45h: Arquitectura para después de una guerra. Extremadura (1939-1953), por D. José Manuel González González

19’55h: Un arte en crisis que busca soluciones: la alfarería de Salvatierra de los Barros, por D. José Ángel Calero Carretero y D. Juan Diego Carmona Barrero

20’05h: Debate y clausura

20’15: Entrega de certificaciones


jueves, octubre 14, 2010

Encomiable programación


Como viene siendo el sello de la 2 de televisión española, la cadena tiene dentro de su programación una excelente oferta cultural. En el caso de los amantes y profesionales de la Historia cuenta con espacios específicos, centrados sobre todo en el género documental, que harán las delicias de todos ellos.

Con programas como "Mujeres para una época", en emisión, o el "Reportero de la Historia", emitido este pasado verano, o el homenaje al centenario de la Residencia de Estudiantes, que se emite esta noche a las 00:00, hora peninsular, se consolida su compromiso con los espectadores.

La ventaja del desembarco y consolidación de las cadenas públicas en la televisión digital y la televisión a la carta es la disponibilidad que tiene el espectador de los programas online, con lo cual quien lo desee puede volver a ver estos magníficos programas o disfrutar de ellos si no pudo hacerlo en su momento.

Nuestras felicitaciones por la apuesta cultural.

miércoles, septiembre 29, 2010

Nonnullus 6



Ya está disponible en nuestra web el número 6 de Nonnullus, revista digital de Historia. Como podréis comprobar hemos estado trabajando en algunas mejoras en la pagina web y ha habido cambios en la plantilla de nuestra publicación. Estos cambios han retrasado la aparición de este número puntualmente. El número 7 estará en la Red a principios de diciembre.

Esperamos que os guste.

Gracias por vuestra paciencia.
Un saludo a todos los lectores.
Nonnullus

jueves, septiembre 23, 2010

Geoffrey Parker y Felipe II

Con la publicación de Felipe II. La biografía definitiva, Geoffrey Parker presenta la visión más acabada de un personaje tan interesante como fue el gran rey español. Gracias al Periodista digital podemos acceder a unas fantásticas declaraciones de este gran historiador. En ella habla no sólo del monarca sino de como fue su primer contacto con el tema que ha marcado su producción historiográfica.





He aquí otra entrevista que realizada por la revista Enclave

jueves, agosto 19, 2010

Hollar, Van der Passe y Meyssens. El grabado en la Europa de la Guerra de los Treinta Años

Durante el siglo XVII el grabado vive uno de sus momento se mayor esplendor, tanto los grandes nombres de la pintura barroca europea como artistas con una menor repercusión, que no calidad, se embarcan en actividad. El grabado se convierte en un medio para una difusión a gran escala de las obras, ya que permite la producción masiva y sistemática de copias. Así, y debido al coste relativamente bajo de las reproducciones, no sólo la nobleza, sino los mercaderes burgueses, e incluso los labradores pueden permitirse adquirir alguna de estas estampas. En los inventarios de la época podemos observar como las escenas religiosas y los paisajes tienen gran predicamento.

A la sombra de los grandes pintores del momento encontramos toda una pléyade de grabadores, especialmente en Alemania y los Países Bajos de la mano de los cuales surgirían las mejores piezas de la iconografía que ilustran algunas de las obras literarias más importantes del momento, especialmente los libros de emblemas morales o las populares colecciones de retratos de personajes ilustres. Algunos son además de grabadores, son pintores, dibujantes o escultores. No sólo el autor es el que adquiere la fama con esta difusión, el grabador adquiere cada vez más protagonismo.

Muchos son los nombres que podríamos citar, pero son tres los que vamos a destacar hoy por la importancia que su trabajo ha tenido dentro del imaginario de la Guerra de los Treinta Años.

Crispin van der Passe (1564-1637) Patriarca de una saga familiar de afamados grabadores neerlandeses. Conocido como El Viejo. Aunque entre su producción hay numerosos retratos, sus principales encargos estaban destinados a convertirse en algunos de las mejores ilustraciones de emblemas morales, ya que tenía un magnífico gusto para la composición alegórica y los temas mitológicos. Los trabajos de esta dinastía tendrán una gran acogida en Inglaterra, y fueron muy conocidos en todoa Europa. Sus sucesores fueron sus hijos Simón (1595-1647), Crispin, llamado el Joven (1597-1670), Willen (1598-1636), y Magdalena (1600-1638), así como su nieto Crispin (muerto en 1678). La joya de la producción familiar son los grabados de Crispin, el Joven, que acompañan a la obra de Antoine de Pluvinel, Maneige royal (1629). Como curiosidad hay que decir que es a su hijo Simón a quien se debe el que posiblemente fuera el primer retrato de Pocahontas histórica. Tras la muerte del patriarca y de dos de sus hijos, el prestigio familiar fue decayendo, y tras la muerte de Simón, Crispin, el Joven fue incapaz de repetir el éxito de su padre, por lo que acabó arruinándose. Es difícil diferenciar la obra de cada uno de los miembros del clan, ya que no acostumbraban a firmar, pese a esto podemos encontrar también algunas composiciones propias que difieren algo y destacan en la producción.


Wenzeslaus Hollar (1607-1677) Bohemio. Además de grabador, era escritor. Retoma el tema de la danza macabra o el triunfo de la muerte reproduciendo la obra de Holbein. Sus series de retratos femeninos o sus vistas de Londres son muy conocidas y apreciadas ya en vida del autor. Es, junto con Meyssens, uno de los impresores de los afamados retratos que Van Dyck preparó para su serie "Icones Pricipum Virorum". No tiene restricciones temática, desde reproducciones de retratos, mapas, láminas naturalistas, hasta grotescos, adornos y anatomías, la imaginación en la plancha de Hollar no conoce límites. Su obra es una de las de mayor calado en la Europa del siglo XVII.


Johanes Meyssens (1612-1670) Flamenco. Pintor, grabador y escultor, su hijo Cornelius seguiría sus pasos. Siguiendo con la corriente de retratistas del momento, y al igual que haría Van Dick, de cuyas obras ya hemos dicho que fue impresor. Le debemos una obra titulada"Image de divers hommes desprit sublime qui par leur art et science devront vivre eternellement et des quels la lovange et renommée faict estonner le monde", así como la realización de gran parte de los retratos que aparecen en Le Gulden Cabinet, otra de aquellas compilaciones de biografías de personajes famosas de la época, como ya hubiera hecho anteriormente Giovio.

Aquí les dejo una pequeña selección:


domingo, agosto 15, 2010

Y si fuera posible... !Ah, la Verdad en la historiográfía...!

La Literatura no deja de sorprenderme. Leyendo uno de los relatos de Edgar Allan Poe (1809-1849), Conversación con una momia (1845), me encontré con una interesante "fantasía historiográfica". Un grupo de científicos americanos se embarcan en la difícil tarea de desenvolver una momia, costumbre muy decimonónica, dispuestos a desentrañar los misterios del Antiguo Egipto, lo que se van a encontrar es algo radicalmente diferente, que acabará por convertirse en una extraña conversación sobre el sentido de la vida y el pasado de una civilización con un ser milenario. Al plantear a su nuevo "invitado" una serie de preguntas sobre la duración de la vida, la respuesta les lleva a una utopía histórica y a mostrar una descarnada crítica sobre una de las mayores fuentes de debate en la Historiografía universal, como es el caso de la Verdad en la Historia (algo que ya hemos mencionado alguna vez). La escena es la siguiente:

"-Con mucho gusto -repitió-. La duración usual de la vida humana en mi tiempo era de unos ochocientos años. Pocos hombres morían, a menos de sobrevenirles algún accidente extraordinario, antes de los seiscientos; pero la cifra anterior era considerada como el término natural. Luego de descubierto el principio del embalsamamiento, tal como lo he explicado antes, nuestros filósofos pensaron que sería posible satisfacer una muy laudable curiosidad, y a la vez contribuir grandemente a los intereses de la ciencia, si ese término natural era vivido en varias etapas. En el caso de la historia, sobre todo, la experiencia había demostrado que algo así resultaba indispensable.

Un historiador, por ejemplo, llegado a la edad de quinientos años, escribía un libro con muchísimo celo, y luego se hacía embalsamar cuidadosamente, dejando instrucciones a sus albaceas pro tempore, para que lo resucitaran transcurrido un cierto período -digamos quinientos o seiscientos años-. Al reanudar su vida, el sabio descubría invariablemente que su gran obra se había convertido en una especie de libreta de notas reunidas al azar, algo así como una palestra literaria de todas las conjeturas antagónicas, los enigmas y las pendencias personales de un ejército de exasperados comentadores.

Aquellas conjeturas, etc., que recibían el nombre de notas o enmiendas, habían tapado, deformado y agobiado de tal manera el texto, que el autor se veía precisado a encender una linterna para buscar su propio libro. Una vez descubierto, no compensaba nunca el trabajo de haberlo buscado.

Luego de escribirlo íntegramente de nuevo, el historiador consideraba su deber ponerse a corregir de inmediato, con su conocimiento y experiencias personales, las tradiciones corrientes sobre la época en que había vivido anteriormente. Y así, ese proceso de nueva redacción y de rectificación personal, cumplido de tiempo en tiempo por diversos sabios, impedía que nuestra historia se convirtiera en una pura fábula.

-Perdóneme usted -dijo en este punto el doctor Ponnonner, apoyando suavemente la mano sobre el brazo del egipcio-. Perdóneme usted, señor, pero... ¿puedo interrumpirlo un instante?

-Ciertamente, señor -replicó el conde.

-Tan sólo una pregunta -continuó el doctor-.

Mencionó usted las correcciones personales del historiador a las tradiciones referentes a su propio tiempo. Dígame usted: ¿qué proporción de dichas tradiciones eran verdaderas?

-Pues bien, señor mío, los historiadores descubrían que las tales tradiciones se encontraban absolutamente a la par de las historias mismas antes de ser reescritas; vale decir que en ellas no había jamás, y bajo ninguna circunstancia, la menor palabra que no fuera total y radicalmente falsa."

Esa utopía, además de ser imposible (lo que es evidente), se hace imposible, no sólo por los términos en que se plantea, sino porque entra en juego el sentido común cuando nos interrogamos acerca de la vigencia de una corriente historiográfica, o de los contenidos de un determinado autor, pasados apenas una o dos décadas desde la publicación de sus planteamientos o de una de sus obras. Y aunque sería útil que el autor nos explicase las sombras que puedan quedar en su trabajo, el propio dinamismo de la Historia lo impide. Las transformaciones, que de un modo u otro, derivan de todo proceso histórico y la incapacidad para percibir a corto plazo la totalidad de las mismas son lo que motivan la existencia de diferentes puntos de vista y la necesidad de perspectiva en el historiador. Este supuesto revisionismo eliminaría la perspectiva del comentario, y pese a que el ejercicio reportaría algún beneficio al autor, con la distancia de los siglos y su propia experiencia, si éste ignorase los nuevos datos (porque los habría) únicamente estaría falsificando la Historia al marrar, es decir, al insistir en preservar como visión definitiva su hipótesis primitiva. Y es aquí donde entraría en juego la paradoja polémica de la Verdad en la Historia, que es la misma que la que plantean otros absolutos como son la Objetividad y la Globalidad, por lo que al acusar el singular personaje de Poe a los historiadores de fabuladores no hace otra cosa más que incidir en el debate que ya hace un más de un siglo se exponía desde las bases del positivismo. No deja de ser curioso que una ficción como la de este gran autor, en el momento más insospechado, nos permita reflexionar sobre el impacto y la evolución de algo tan complejamente bizantino como es el debate secular de la Historiografía.